Barreras de contención en el Barbaña para frenar el vertido

¡Hola mundo!
13 abril, 2016
Inversiones en acometidas y saneamientos en Cantabr
El Gobierno invierte más de 600.000 euros en obras de saneamiento y abastecimiento en Comillas
6 junio, 2018

Barreras de contención en el Barbaña para frenar el vertido

Barreras de Contención en Barbaña

Confederación y Diputación ponen en marcha un proyecto para retirar el aceite y descontaminar el cauce.

El cauce del río Barbaña, a su paso por la localidad de A Veiga, en San Cibrao, continuaba recibiendo ayer manchas de aceite tras el vertido masivo registrado durante el pasado fin de semana. Técnicos de Aqua Ourense, organismo dependiente de la Diputación, y de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, instalaron barreras de protección a lo largo del cauce para impedir que el aceite derramado avance aguas abajo, hasta la ciudad, y llegue al caudal del río Miño. “Tenemos en marcha un proyecto de recogida de hidrocarburos y para la descontaminación del cauce”, apuntó el presidente del organismo de cuenca, Francisco Marín, puntualizando que el vertido fue “grave”.

Los trabajos ya se iniciaron en la tarde del pasado lunes, cuando los técnicos, junto con operarios de la empresa Tragsa, instalaron las barreras y limpiaron las tuberías de la red de saneamiento del polígono industrial de San Cibrao.

Para la limpieza de las canalizaciones, registros y tanques de tormenta utilizaron un camión cisterna. “El río no está nada presentable. Cuando se registró el vertido estaba lloviendo y subió el nivel del agua. Ahora, al parar de llover, bajó el caudal y quedaron al descubierto piedras y árboles completamente impregnados de manchas de aceite”, lamentó el alcalde de San Cibrao, Manuel Pedro Fernández.

Agentes fluviales y del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil inspeccionaron todo el cauce para determinar el daño que pudo causar el vertido de aceite en la flora y fauna. En la tarde de ayer no habían detectado peces muertos. El personal de Aqua Ourense recogió muestras de agua en distintos puntos del río para determinar el grado de contaminación. El resultado de la analítica no trascendió en la jornada de ayer, pero los técnicos conocían los componentes contaminantes que llegaron al agua.

Los datos de los análisis, según pudo saber este periódico, forman parte de la investigación que se puso en marcha para identificar al autor del vertido.

Las pesquisas conlleva la recogida de muestras de agua en tuberías y registros de saneamiento de cada una de las empresas de los parques de San Cibrao, Pereiro de Aguiar y Barreiros para, una vez analizadas, contrastar los resultados con los del vertido al río. “Hay productos que solo utilizan determinadas empresas y pueden arrojar luz al vertido”, apuntaron fuentes de la investigación.